La realidad supera al GTA.