Lilica es una perra que fue abandonada en una chatarrería de Brasil. En ella vive junto con todo tipo de animales: gatos, gallinas y otros perros. Además de con otros humanos.

Debido a la situación de pobreza en la que se encuentran en la chatarrería, alimentar a todos los animales es muy difícil, y más aun cuando Lilica quedó preñada de 8 cachorros que se sumaban a la lista de animales a alimentar. Pero el instinto animal de la perra fue mucho más allá que limitarse a alimentar a su camada. Todas las noches caminaba 7 Km para algo difícil de creer si no te lo cuentan de primera mano.

Por el motivo que verás a continuación la llaman “la perrita solidaria” y es un ejemplo que muchos humanos deberíamos aprender.

El primer ‘la que has liao pollito’ de la historia

Llegó la hora de que dejemos de hablar de los robots como si fueran algo inalcanzable, digno de las películas de ficción o de un episodio de Los Supersónicos.

jibo robot

Jibo, el “robot amigo de la familia” acaba de ser completamente financiado por una campaña en IndieGoGo. En realidad, llegó mucho más allá: el proyecto recibió siete veces más el dinero que necesitaba para arrancar y para convertirse en una realidad – que ya está en fase de preventa.

El proyecto es simple y realista, pero al mismo tiempo ambicioso. Jibo posee funcionalidades como el reconocimiento facial, conversación por voz (similar al de Siri, en el iPhone), cámara de alta resolución y movimientos corporales que agregan personalidad y empatía al pequeño dispositivo. Es decir, todo lo que un smartphone ya hace, pero en el cuerpo de un robot que promete hacer las interacciones mucho más humanas e intuitivas.

El robot fue una creación de Cynthia Breazeal, una profesora del MIT especializada en robots para uso personal. En seguida puedes ver el video de promoción del proyecto: