Antaño había autoridad y respeto por los profesores.

Y luego están los hombres que no tienen juventud que quitarse y mujeres que no tienen suficientes kilos de maquillaje para mejorar.